¿Cuándo cambiar un ERP?

¿Cuándo cambiar un ERP?

5 motivos por los que debes sustituir tu software ERP ideal

¿Cuándo se debe cambiar un ERP? Si ya dispones de un software de gestión ERP, seguro que estarás convencido de las muchas ventajas que éste puede ofrecer a tu negocio. Sin embargo, es conveniente evaluarlo de forma crítica, para asegurarse de que no está suponiendo un gasto sin retorno

En este artículo vamos a mencionar aquellos indicios de que tu software no es tan provechoso como debería: 

1. Retrasa los procesos

A causa de ciertos obstáculos técnicos, por ejemplo al dar dificultades con la migración de datos. Además, no aporta valor. En ocasiones, sin darnos cuenta, gastamos dinero en mantener una herramienta que aporta lo mismo que si no la tuviéramos. 

2. El programa es rígido

No te permite incorporar cambios y novedades a tu negocio, y parece que te impide crecer cómodamente. Es decir, que en  vez de ajustarse a tu negocio, es tu negocio el que se está teniendo que adaptar al software.

3. La información que proporciona no parece fiable

Te ves obligado a recurrir a otras herramientas para comprobar los datos que aporta, por lo que en vez de facilitarte las cosas, parece que las complique. 

4. No se ajusta a la normativa en vigor

Porque no dispone de las actualizaciones necesarias para ello. 

5. Los niveles de seguridad no son suficientes.

El sistema no parece fiable a la hora de prevenir el acceso indeseado a terceros, lo cual pone a tu empresa en una situación muy vulnerable. 

Estas son las principales señales que te indicarán cuándo cambiar tu ERP, pues son indicios de que el software no solo no está ayudando a tu empresa, sino que está perjudicándola claramente.

A menudo, cuando uno se encuentra con estos problemas, tiende a descartar la solución ERP por completo. Sin embargo, en la mayoría de casos el fracaso de este sistema se debe a la mala elección del software en un inicio, o a una transformación drástica del negocio, a la que el software ha sido incapaz de adaptarse. Sería un error renunciar a la opción de contar con un ERP, únicamente porque nos hayamos equivocado al escoger el primero. 

En estos casos es preferible sustituirlo por otro que sí resulte útil para el negocio, antes que intentar amortizar una compra que no solo no te beneficia, sino que está perjudicando tu negocio.

Los softwares de gestión están pensados para hacer las cosas más fáciles, y mejorar la gestión sin tener dolores de cabeza. Si no es así, eso es señal de que quizás debas plantearte cambiar de solución. 

 

¿Quieres informarte sobre nuestro software ERP? Te invito a consultar nuestra web para conocer todos sus beneficios, y a descargarte a la DEMO sin ningún compromiso.

By | 2019-08-06T12:02:37+00:00 agosto 6th, 2019|ERP, Gestión y control de costes, Planificación|0 Comments